martes, 27 de octubre de 2015

LA INVESTIGACIÓN APLICADA A LA VIRTUALIDAD

LA INVESTIGACIÓN APLICADA A LA VIRTUALIDAD

Manuel Galán Amador

En nuestra formación académica tradicional, aprendimos fuertemente a recibir en “respeto incuestionable”, los conceptos dados por otros, sin poder atrevernos a analizarlos, cuestionarlos o complementarlos; Fueron dados por libros o por nuestros maestros.
Nos acostumbramos entonces al aprendizaje unidireccional, pasivo, bancario, del que habla Freire. Un aprendizaje que no produce, no aporta, no crea nada nuevo.
De repente, la academia y la complicada realidad que nos rodea, nos llama con urgencia a aportar recursos nuevos, a leer y comprender: Uniendo conceptos o evidenciando polarizaciones, a participar en la disipación de dudas que al interior de infinidad de campos, a un prevalece…

Y estamos atados, nos sentimos atados, inhabilitados para aceptar la invitación a nuestra prioritaria participación en la búsqueda del conocimiento objetivo de la realidad y el planteamiento de alternativas serias que puedan mejorarla y optimizarla.

Aparecen entonces, en nuestras manos, colocadas al alcance de los profesionales de todas las disciplinas, la investigación para desarrollo del aprendizaje virtual, bajada de encumbrados campos de elite intelectuales, una guía que nos lleva a sentirnos totalmente posibilitados para realizar trabajos de alta calidad y utilidad.

Nos plantea de manera sencilla la búsqueda del nuevo conocimiento, nos anima y empuja con pasión nueva y actitud positiva hacia este; Lo asocia implícitamente con curiosidad espontánea, confianza y experiencia lúdica; Acompaña al nuevo explorador, paso a paso, con consejos prácticos y consejos útiles, a ir con certeza, avanzando en el recorrido de la creación de un nuevo aporte. Lo lleva de la mano, garantizándole un final confiable aplicando la nuevas tecnologías de comunicación para un aprendizaje efectivo en lo virtual a cortando distancias e interactuando en modelos pedagógicos sorprendentes.

Tenemos pues, con nosotros, un puente muy bien construido, entre la inhabilidad para investigar y la educación virtual, la baja auto confianza, el recelo y la actitud negativa hacia ella y la capacidad de vivir la investigación: tocarla, sentirla, conocerla, utilizarla y aprovecharla en beneficio de todos; Un aporte que nos enseña a amarla, a enamorarnos de ella, a hacerla nuestra cómplice y amiga, acercándola a nosotros con confianza, afecto, claridad y sencillez.

El reto del futuro inmediato, que es la necesidad de crear opciones mejores de calidad de vida en los diferentes espacios de la realidad humana, esta necesariamente en manos de nuestros trabajos de investigación; ayudándonos estos a encontrar luces claras, concretas y objetivas, respecto al camino a seguir como solución a problemas que afecten a las poblaciones en estudio.


Sin la investigación es imposible dar pasos confiables y certeros en esta búsqueda liberadora para la humanidad por esta razón, es importante que la investigación aplicada a la virtualidad usando las TIC, deba ser objetiva, es decir, elimina en el investigador preferencias y sentimientos personales, y se resiste a buscar únicamente aquellos datos que le confirmen sus hipótesis; de ahí que emplea todas las pruebas posibles para el control critico de los datos recogidos y los procedimientos empleados. Finalmente, una vez sistematizados los datos son registrados y expresados mediante informe o documento de investigación, en el cual se indica la metodología utilizada y los procedimientos empleados para llegar a las conclusiones presentadas, los cuales se sustenta por la misma investigación

1 comentario:

Putumayo CTeI dijo...

Efectivamente en el campo de la pedagogía y la educación todos deberiamos ser investigadores, las tic facilitan y potencian el proceso de enseñar y aprender, esta transicion hacia el uso significativo de las tic en la educación es dificil pero debe hacerse.