jueves, 15 de diciembre de 2016

LOS ALUMNOS NO APRENDEN DEL DOCENTE SINO QUE APRENDEN CON EL DOCENTE


La educación actual se está transformando por lo tanto precisa  poder formar  mejores hombres, una educación en donde los actuales procesos de instrucción y aprendizaje se baje a un segundo plano, para dar paso a aquellos que permitan que el estudiante sea más protagonista (educación virtual) y permitiendo desarrollar habilidades para saber enfrentar problemas reales y así afrontar múltiples retos preparándolo, a los profundos cambios sociales y culturales que se prevén para la  sociedad. 



En la virtualidad, los alumnos no aprenden del docente sino que aprenden con el docente. Este enfoque permite que cada alumno estudie a su propio ritmo en función de sus capacidades, que los estudiantes adopten un rol activo y creativo en la clase, mejora el ambiente de trabajo en aula y estimula el pensamiento crítico y es  de aclarar que  el  rol del  docente en las Instituciones de Educación Superior   debe  buscar aprovechar algunos contenidos digitales, desde el uso de la tecnología al uso transmisivo de una temática en    la educación, tecnología , ambientes virtuales  y sus procesos,  para elaborar  una propuesta que  desarrollara  en el aula de clase o iniciativa a nivel local aplicando el proceso  de aprendizaje  para generar   discusión, debate y reflexión en torno a situaciones que facilitan u obstaculizan la realización personal de los jóvenes y adolescentes. Es de suma importancia que el docente interactúe como un agente de socialización con los alumnos y que se forme tanto en las nuevas tecnologías como en los nuevos diseños didácticos.

A los jóvenes hay que enseñarles y orientarles a hablar, a comunicarse, a preguntar y a preguntarse a sí mismo sobre el origen de las cosas y a obtener una explicación y a comprenderla.  También es muy importante para  los jóvenes: ellos tienen la posibilidad y la oportunidad de cometer errores y de equivocarse. Equivocarse no es fracasar, ya que el camino del error también lo pueden llevar al conocimiento y con este interactuar en la red de redes logra dilucidar esas inquietudes de carácter investigativo.

Es un deber de los docentes enseñar a investigar y a preguntar. Cuando un joven se enfrenta a  un problema  puede encontrar la solución, pero si no identifica el problema y no dispone de la información adecuada, nunca lo va a arreglar y es ahí donde está el papel importante del docente  al discente a aclarar todas y cada una de las dudas que tiene sobre su aprendizaje.

El rol del docente es orientar, asesorar o dirigir el proceso de enseñanza- aprendizaje, no puede seguir pensando en transmisión simplemente, sino que debe transcender a la generación de diferentes formas de interacción social, de diversos tipos de comunicación y distintas formas de acceder al conocimiento en sus disciplinas, articulando el contexto en todas las dimensiones y aprovechando las capacidades para ir incrementando fuentes de enlace que construyan los valores hacia la participación, el análisis, la comprensión, interpretación, argumentación y proposición, es importante tener en cuenta que cuando existe en el estudiante interés por aprender asumiendo una actitud reflexiva y crítica frente a los procesos de formación; acción que se deba evaluar para que se conviertan en agentes de cambio, transformadores de las prácticas pedagógicas tradicionales, razón por la cual  los alumnos no aprenden del docente sino que aprenden con el docente.

No hay comentarios: