lunes, 2 de abril de 2018

PENSAMIENTO CRITICO EN LA INVESTIGACIÓN



Manuel Galán Amador



Es importante tener claro que  el conocimiento sobre el pensamiento crítico tiene limitaciones, pues es apenas comprensible que cualquier escrito sobre cómo desarrollar una investigación con pensamiento crítico se quedaría corto, pues sobre este aspecto nadie tiene la última palabra, ya sea por lo importante o por lo profundo del proceso, pues no existen normas ni reglas que fijen los logros o nos aseguren que lo obtendremos.
Hacer congruentes “La teoría y la práctica hacen parte del quehacer del investigador; la teoría sin la práctica es vacía y la práctica sin la teoría es ciega”. Los procesos de investigación con pensamiento crítico  se inician desde el comienzo mismo de la vida del ser humano y se van desarrollando con mayor profundidad en las siguientes etapas; sin embargo con el transcurrir del tiempo el entorno social produce o genera lineamientos y encasillamientos de derroteros definidos que se nos van imponiendo si permitir la curiosidad, la creatividad, la observación y la explotación propias que el ser humano por naturaleza posee, es decir, el don innato de la investigación y ser concluyente en la toma de puntos de vista originales pero con criterio objetivo . El campo del conocimiento es tan amplio como lo es la vida misma; por eso se hace necesario adoptar campos específicos para explorar con mayor detenimiento y profundidad, no hay nada que cause mayor satisfacción en el ser humano que el sentirse “descubridor” aunque al final ocurra la famosa frase de Gabriel García Márquez: “NO HAY NADA MAS CENIZO QUE INVENTAR LO YA INVENTADO”.
El pensamiento crítico consiste en analizar y evaluar la consistencia de los razonamientos, en especial aquellas afirmaciones que la sociedad acepta como verdaderas en el contexto de la vida cotidiana.
Dicha evaluación puede realizarse a través de la observación, la experiencia, el razonamiento o el método científico. El pensamiento crítico exige claridad, precisión, equidad y evidencias, ya que intenta evitar las impresiones particulares. En este sentido, se encuentra relacionado al escepticismo y a la detección de falacias
Sin embargo, se deben asumir los riesgos que representa el flujo masivo de información en términos de superficialidad y falta de pensamiento crítico y analítico. Por esta razón, el papel docente, como par del proceso de aprendizaje, resulta importante. Esta realidad demanda la transformación del papel docente, de fuente de información a facilitador, orientador  y mediador del aprendizaje. Por lo tanto esto nos permite entender que la abundante oferta de información y la facilidad que hay para acceder a ella, ha conducido a la obstrucción de la capacidad de los individuos de desarrollar un pensamiento profundo, serio y crítico. La educación para la ciudadanía global hace referencia a la pedagogía enfocada a preparar a los estudiantes para comprender y acoger diferentes culturas, comunicarse de forma efectiva en el ámbito mundial, respetar y valorar la diversidad, comprender y actuar contra las injusticias sociales y experimentar de primera mano las riquezas de las culturas de los países y costumbres diferentes a las suyas.
Esto nos lleva a replantear el concepto de escuela que tenemos como exigencia de los cambios en los últimos tiempos. En ese sentido, algunos aspectos se presentan como indispensables para el éxito de un plantel educativo en el siglo XXI. En primer lugar, es necesario reconocer al estudiante como centro del proceso de aprendizaje. En segundo lugar, debe generarse una re-significación del papel del docente en el proceso educativo y reconocerse la importancia de la promoción de su formación permanente. En última instancia, debe resaltarse la relevancia que tienen los directivos y administrativos en la generación de cambios.
Los estudiantes ya tienen acceso a grandes volúmenes de información sin salir de sus aulas, lo que les facilita su manejo, su selección y la toma de decisiones a partir de sus indagaciones de primera mano. Esta riqueza de recursos digitales representa también una oportunidad en términos de motivación en el proceso de enseñanza-aprendizaje. La consolidación de una generación digital y virtual implica el desarrollo de habilidades que permitan la formación de estudiantes como personas Competentes en esta sociedad del conocimiento. Sin embargo, se deben asumir los riesgos que representa el flujo masivo de información en términos de superficialidad y falta de pensamiento crítico y analítico. Por esta razón, el rol del docente, como acompañante del proceso de aprendizaje, resulta central. Esta realidad demanda la transformación de este rol, de fuente de información a facilitador y mediador del aprendizaje. Ante esta consideración, se convierte en una habilidad necesaria a desarrollar en la metodología de la investigación, para garantizar el desarrollo y adaptación del individuo en un mundo en permanente cambio. La competencia del pensamiento crıtico se relaciona con la postura ante las cuestiones y la forma de establecer criterios propios enmarcados en argumentos sólidos y patrones preestablecidos.

DEFINICIONES Y/O CONCEPTUALIZACIONES DE PENSAMIENTO CRÍTICO

“Ennis (1992), quien lo considera al pensamiento crítico como  un proceso de reflexión en búsqueda de la verdad natural de las cosas. De igual forma están Elder & Paul (2003), quienes lo interpretan como el modo de pensar sobre cualquier tema, contenido o problema con patrones o estándares intelectuales, con el propósito de mejorar la calidad de pensamiento. En estadefinición se aprecian tres componentes: el análisis, la evaluación y la creatividad.

En esta postura se encuentra a Wade (1995), quien define el pensamiento crítico como un proceso que implica el planteamiento de preguntas, la definición de problemas, el an´alisis de suposiciones y sus sesgos, además de la importante consideración de las perspectivas e interpretaciones del otro (Kabalen, 2012). Del mismo modo, Fisher (2007) lo define como un tipo de proceso valorativo crítico y creativo de un pensamiento o creencia, con el objetivo de reforzar la calidad de los argumentos que la apoyan.

En este orden de ideas, Elder & Paul (2003) afirman que generalmente los pensadores críticos hacen preguntas cruciales, piensan de forma objetiva, recopilan y eval´uan información relevante, saben comunicarse efectivamente y plantean conclusiones bien razonadas a problemas complejos.
Por el contrario, para autores como Nosich (2009), el pensamiento crítico va más allá de la toma de decisiones. Para este autor implica todo un proceso metacognitivo, razonable y auténtico que  implica normas y preocupaciones, tales como la precisión, relevancia y profundidad”.

Reflexión

Con  base en  lo anterior es importante tener claro que con el pensamiento crítico y la metodología de la investigación podemos tener, un puente muy bien construido, para que tengamos  la capacidad de vivir la investigación para  así, reconstruir el objeto de estudio , verificarlo, explicarlo, describirlo predecirlo para controlarlo; de esta manera podamos  tocarla, sentirla, conocerla, utilizarla y aprovecharla en beneficio de todos para así encontrar nuevos conocimientos para que sirvan  crear opciones mejores de calidad de vida en los diferentes espacios de la realidad humana, esta necesariamente en manos de nuestros trabajos de investigación; ayudándonos estos a encontrar luces claras, concretas y objetivas, respecto al camino a seguir como solución a problemas del entorno social económico, cultural, político. Sin el pensamiento crítico y la metodología de la  investigación es imposible dar pasos confiables y certeros en esta búsqueda liberadora para la humanidad por esta razón, es importante que la investigación, usando las TIC
(Tecnologías de la Información y las Comunicaciones), debe ser objetiva, es decir, elimina en el investigador preferencias y sentimientos personales, y se resiste a buscar únicamente aquellos datos que le confirmen sus hipótesis; de ahí que emplea todas las pruebas posibles para el control critico de los datos recogidos y los procedimientos empleados. Finalmente, una vez sistematizados los datos son registrados y expresados mediante informe o documento de investigación, en el cual se indica la metodología utilizada y los procedimientos empleados para llegar a las conclusiones presentadas, los cuales se sustenta por la misma investigación.


No hay comentarios: