viernes, 4 de agosto de 2017

POR UNA EDUCACIÓN LIBERADORA Y DE DERECHOS


Manuel Galán Amador
Sin una actitud positiva de libertad y cambio no es posible reclamar replanteamientos de los conceptos y de las acciones del problema educativo, mientras este permanezca  ajeno al contexto del avance de la tecnología.

Si el mundo circundante del atraso quiere sobrevivir  tiene  que ser capaz de dar respuesta adecuada a los desafíos  de su condición, comenzando por valorar su propia educación como derecho humano básico, como una necesidad fundamental de la vida del hombre, equiparable al alimento, al vestido y sin la cual no es posible una existencia digna y justa, acorde con el merecimiento de la persona humana, en un medio en el cual los sectores hegemónicos y marginales, internos y externos alargan y ensanchan desmesuradamente la enorme brecha digital resultante de la confrontación entre el mundo con el nuevo conocimiento tecnológico y el mundo atrasado.

Siendo la educación una necesidad y un derecho del hombre que camina a nuevo conocimiento no tradicional, tiene que priorizarse antes de que caiga en un letargo intelectual y moral, a defender por encima de otra prioridad, el bien moral por excelencia, la máxima aspiración de la persona y colectividad: EL DERECHO A LA VIDA. Sin la vida no es posible educar con libertad para el desarrollo sin dependencia, sin el derecho a la vida no podríamos invocar un nuevo orden social y cultural, sin el derecho a la vida no podríamos pensar en una posible educación para  aplicación de  la tecnología del mundo cambiante, sin el derecho a la vida no se puede entender que el problema de no ser competentes no es un simple fenómeno de atraso  frente a los países más avanzados en lo político económico y en lo social, acorde con la práctica de nuestro entorno
Siendo la educación una necesidad y un derecho del hombre, tiene que enrutarlo hacia una independencia, tiene que llevarlo a comprender, en la debida oportunidad, que el desarrollo político, económico y social tiene que ir acompañado por un proceso de liberación en el buen sentido de la palabra. Para tal circunstancia se hace necesario la formulación de una teoría y práctica educativa para un desarrollo sin dependencia, no más modelos educativos importados, más creatividad, mas innovación, esto se llama liberación para el desarrollo y tendrá que complementarse con la propia elaboración de una teoría económica, política social acorde con la práctica.

En síntesis, la educación liberadora como derecho fundamental y como necesidad primaria del hombre, tiene que promover la concientización   y la reafirmación de los propios valores y contravalores. Tiene  que colaborar en el goce de la propia cultura en toda magnitud de su creación e innovación. Tiene que fomentar el espíritu investigador y el pensamiento crítico con  el fin de permitirle a la persona y a la sociedad, la libre y espontanea elección de opciones teóricas y prácticas que conduzcan  al desarrollo y a la permanente reelaboración de nuevas  concepciones de organización social en un espacio de orden  y libertad, en el cual se pueda orientar el proceso educativo hacia la búsqueda de soluciones acertadas a los problemas de la sociedad.


Una educación liberadora  como derecho fundamental y como necesidad básica del hombre  tiene que ser un servicio público y tiene que cumplir una función social, solidaría y democrática.  Además tiene que alimentarse con principios éticos, alejados de cualquier fanatismo, que le hagan factible el disfrute  de unas regulaciones morales de civilidad en las cuales tiene que predominar el respeto por  la vida y los derechos humanos, es decir, donde la educación como herramienta  de liberación, como derecho y necesidad básica del honre, propicie a los integrantes de la sociedad el acatamiento y la comprensión de la lucha de manos y mentes laboriosas y libres en pro de una sociedad más justa, más amable, más humano y en el cual podamos compartir la alegría de habernos despojado, gracias  a la  educación liberadora  de la mentalidad limitada  para toma de decisiones. Este es el desafío de nuestro tiempo este reto es para esta generación.

miércoles, 19 de julio de 2017

PLANIFICACIÓN EN UN TEMA DE INVESTIGACIÓN

PLANIFICACIÓN EN UN TEMA DE INVESTIGACIÓN

Manuel Galan Amador


Por planear o diseñar un trabajo de investigación, se entiende el conjunto de tareas cuya meta consiste en pensar sobre la naturaleza y alcance del trabajo y tiene por objeto hacer un planeamiento global de la investigación que cada  investigador o investigadores  piense realizar con el objeto de establecer si hay suficiente claridad en el problema y en los objetivos que quiere lograr en el desarrollo sobre su posible contenido, la selección de métodos y los obstáculos que se puedan presentar, y  finalmente establecer la estrategia que sea más viable de adoptar a efecto de llegar a los fines propuestos. El éxito que se tenga en la investigación, dependerá de la forma como se haya elaborado el plan de investigación.
En la planificación de la investigación la ventaja es que aclara las ideas del  investigador  sobre los fines  que  persigue y ayuda a formularse mentalmente una idea general de la  actividad antes de ejecutarla. Planificar la investigación científica tiene complicaciones derivadas de la dificultad inherente a anticipar con exactitud lo que pueda suceder.  A la vez, requiere tiempo  para su realización, y gran experiencia e intuición. Asimismo para realizar la planificación se necesita no solamente el interés por el tema y sentido común. El buen diseño de la investigación exige elementos metodológicos básicos sin los cuales el trabajo se realizara en condiciones de desorden que se traducirían en un mayor esfuerzo del investigador, desde luego, en dificultades y obstáculos para alcanzar los objetivos propuestos.
Partes de que consta la planificación o diseño de investigación  tratando de presentar y analizar en la forma más sencilla los diversos problemas que se presentan en su realización:
.- La elección de un tema. Dentro de la planificación de la investigación ocuparán un papel definitivo y contundente los razonamientos en torno a la temática del trabajo. El tema se puede clasificar en: 1) Asignado  en forma ajena a la voluntad del investigador, respecto a  este poco hay que aclarar, será la persona o entidad que lo solicite la encargada de delimitarlo y precisar sus objetivos y demás características específicas de acuerdo con las necesidades particulares de la investigación,2) Susceptible de ser seleccionado por el investigador quien lo va  desarrollar buscando la  selección en  una área de investigación en forma optativa., los problemas que se presentan son muchos y de muy diversa índole. Es así al  escoger un tema de investigación se plantean dilemas en los estudiantes investigadores al elegir y realizar  su proyecto de trabajo de grado, a veces la selección  les lleva demasiado tiempo, y en no pocas ocasiones  se ven obligados a abandonar el tema escogido aun después de haberlo iniciado, o se encuentran divagando entre varios campos sin precisar cuál va a ser el propósito final de su trabajo. Cuando una persona quiere realizar una investigación y en especial el trabajo de grado, su mayor inquietud y preocupación es definir el tema a investigar. La decisión del mismo está determinada por algunas situaciones que influyen notoriamente en el investigador. Al respecto éste debe plantearse algunas preguntas tales como:
- ¿Se cuenta con el tiempo suficiente para desarrollarlo?
- ¿Posee los recursos necesarios para realizarlo y qué recursos son necesarios?
- ¿El tema es de interés?
- ¿Existe información sobre el mismo?
- ¿Quién o en dónde se puede encontrar la información?
- ¿Qué resultados personales y generales traerá el desarrollo de esa investigación?

Encontrando respuesta a los interrogantes anteriores puede procederse a la selección del tema a través de la observación directa de la realidad que se quiere investigar y la consulta bibliográfica del tema propuesto. Esta última puede referirse no sólo a textos y revistas y/o documentos especializados, también vale la pena remitirse a los trabajos de grado que tengan relación con el tema.

Es necesario establecer las actividades y los recursos necesarios para realizar la investigación.

Lo importante es visualizar las etapas claves de la consecución de la información y los pasos necesarios para llegar al objetivo propuesto y las dificultades que puedan presentarse, a fin de buscar la solución, antes que obstaculicen el trabajo de investigación.

La persona que comprende la importancia que tiene para él la ejecución de un trabajo científico, no tendrá dificultad de encontrar para su investigación un tema apropiado. No hay temas “malos” de investigación sino temas que no tienen claridad, ni conceptualización definida en la definición del tema de investigación. Este conocimiento previo es fundamental para un adecuado planteamiento del problema a investigar.