jueves, 1 de agosto de 2019

TIPS METODOLÓGICOS PARA UN BUEN DISEÑO DE INVESTIGACIÓN




Manuel Galán Amador



El diseño de investigación es la que contiene los principales elementos para el desarrollo del proceso de investigación. El objeto de un diseño de investigación es para que se realice una buena investigación, orientados en forma sencilla y concreta a fin de facilitar el trabajo de los investigadores, que se inician en este laborioso proceso.
El diseño metodológico de una investigación está formado por un diseño básico y dentro de él por un conjunto de procedimientos y técnicas específicas consideradas como adecuadas para la recolección y análisis de la información requerida por los objetivos del estudio. Por lo tanto, las características de una investigación dependen del propósito que se pretende alcanzar y estas son determinantes para el nivel de complejidad de la investigación y el tipo de estudio que se intenta desarrollar. Con un buen diseño de investigación y haber seleccionado y elegido un tema para investigar, planteando una situación problema que tenga respuestas a los siguientes interrogantes o preguntas por parte del investigador; cada una de las preguntas aportan a la investigación de la siguiente forma:

-       ¿Cuáles son las preguntas de investigación que debe ser respondidas?  “planteamiento del problema”

-       ¿Qué propósitos tiene la investigación que se plantea? “objetivos de investigación”

-       ¿Cuáles son los motivos para realizar el estudio propuesto? “justificación”

-       ¿Quiénes han investigado como antecedente sobre el tema escogido y planteado?   “antecedentes al problema”  
                         
-       ¿Qué información escrita hay al respecto a lo que pretende probar? “marco teórico”

-       ¿A que fuentes escritas se va a referir el investigador? “alcances”

-       ¿Con qué tipo de recursos cuenta y que otro necesita el investigador? “presupuesto”

-       ¿Qué tiempo va a emplear para hacer la propuesta del estudio?  “cronograma”

-       ¿Cuál sería el paso a paso para desarrollar su investigación? “Diseño metodológico”




Este es el  punto de partida del proceso de Investigación Científica que  va ayudar a mejorar el entorno permitiendo  establecer contacto con la realidad a fin de  observarla, describirla ,explicarla, entenderla , reconstruirla y verificarla; Lo que lleva como consecuencia esta  dinámica es formular nuevas teorías o modificar las ya existentes, incrementar los conocimientos y es el modo de llegar a elaborar teorías, razón por la cual las grandes transformaciones del ámbito mundial en las realidades económicas, culturales, sociales, y tecnológicas de nuestro entorno sugieren que la aplicación del proceso de investigación científica y nuevas formas de conocimientos son las claves para tomar parte activa en el futuro de la sociedad.
Un diseño de investigación se caracteriza por ser un planteamiento sintético. Esto quiere decir que propone de manera concreta aquellos elementos indispensables para comprender lo que el investigador le interesa estudiar. A diferencia de lo que muchas personas creen, el diseño no representa un “avance” de los resultados del trabajo de investigación; simplemente consiste en mostrar el plan de trabajo teórico y metodológico que se va seguir para el desarrollo posterior de la investigación.

Finalmente cabe anotar que un diseño de investigación no es algo estático y acabado. Por el contrario, se constituye en una pauta dinámica que contribuye a hacer de la investigación un proceso más sistemático, menos aleatorio. Esto no quiere decir que una vez en el transcurso de la investigación (la cual en sentido flexible debe considerarse iniciada desde el momento de empezar el diseño), no se vayan a modificar algunos aspectos planeados. El diseño es una pauta que muestra la claridad del investigador.

martes, 9 de julio de 2019

INFLUENCIA TECNOLÓGICA EN EL ÁREA EDUCATIVA EN LOS PRÓXIMOS AÑOS





Manuel Galán Amador

Según una investigación realizada Google for Education tendrá que existir más apoyo decisivo y compromiso por parte de las instituciones educativas, docentes y padres de familia respecto al uso que dan los estudiantes a las herramientas tecnológicas, y se verán reflejadas en ocho tendencias que impactarán los procesos de aprendizaje alrededor del mundo
1.   “Responsabilidad digital
Existe una preocupación generalizada sobre el uso que le dan los estudiantes a la tecnología dentro y fuera de los espacios educativos. Por ejemplo, en las aulas de Francia se prohíben los teléfonos móviles. Los especialistas resaltan la necesidad de que tanto entidades educativas como los padres de familia ayuden a los alumnos a desarrollar comportamientos más sanos y autorregulados respecto al empleo de las distintas herramientas tecnológicas. El rol de los tutores tendrá que transformarse en el de un guía que asiste y apoya más que el de una figura que reprime.
2.   Pensamiento computacional
Los investigadores manifiestan que será más pronunciado y necesario el estudio de disciplinas STEM, acrónimo de los términos en inglés Science, Technology, Engineering and Mathematics, en todos los niveles educativos. Se prevé que los trabajos del futuro requieran el desarrollo de las habilidades de pensamiento sistemático, creatividad y el pensamiento crítico, por mencionar algunas, que conlleva el estudio de la Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas. Como ejemplo, en Suecia desde el verano de 2008 la programación es una asignatura que se enseña desde la educación básica.
3.   Aulas colaborativas             
Los salones de clase dejarán de ser estáticos y sus elementos y diseño favorecerán la interacción entre alumnos y profesores. En relación a lo anterior, el estudio señala que la arquitectura de los espacios educativos afecta hasta en un 25 % el progreso académico de los alumnos en un año escolar.
Cabe señalar que no es necesario derribar escuelas y construir nuevas aulas flexibles y adaptativas. El simple hecho de reacomodar y experimentar con los elementos y espacios en los salones de clase puede generar grandes beneficios.


4.   Pedagogía innovadora
Los profesores serán los agentes de cambio que detonarán nuevas formas de instrucción apoyados por distintas herramientas tecnológicas. El objetivo será lograr que los instructores ahorren tiempo con la automatización de muchas de sus labores rutinarias y puedan concentrarse en transformar y pulir sus estrategias de enseñanza.
Dadas las largas jornadas laborales y el exceso de trabajo de los docentes parecería imposible que, además, generarán nuevas estrategias educativas. No obstante, el apoyo de sus instituciones en la liberación de las tareas diarias puede motivar a los educadores a experimentar con distintas tácticas de aprendizaje. Así como el desarrollo de tecnología que aminore el tiempo de las labores administrativas de los maestros y facilite la creación de contenido atractivo.



5.   Habilidades para la vida y preparación laboral
Será necesaria una visión más holística de la educación para que los alumnos, desde los niveles básicos, adquieran habilidades, actitudes y formas de pensar que les permitan tener éxito al momento de integrarse a experiencias profesionales y a la fuerza laboral.
De acuerdo al resultado de las encuestas que indaga el reporte, será igual de importante el desarrollo de las habilidades socioemocionales o valores como la empatía, que el impulso de las habilidades digitales.
6.   Aprendizaje dirigido por estudiantes
Se vislumbra mayor autonomía de parte de los alumnos en sus procesos de aprendizaje; mayor proactividad y creatividad con la ayuda de sistemas de educación adaptativos o estrategias pedagógicas que los empoderen en la toma de decisión de algunos elementos o contenido de los programas educativos.
7.   Conectando tutores y escuelas
Para garantizar el éxito educativo de los alumnos, los padres de familia necesitaran tener una relación y compromiso más estrechos con las actividades de sus hijos. Es evidente que el estilo de vida actual de muchos de los tutores impide destinar tiempo suficiente a las actividades de los estudiantes, sin embargo, se espera que la tecnología apoye a las familias en estas tareas.
Asimismo, las instituciones educativas tendrán que generar caminos más sencillos para que los padres de familia se comprometan de manera más efectiva con la educación de los alumnos.
8.   Tecnologías emergentes
Las experiencias educativas se valdrán en mayor medida de las tecnologías emergentes como la inteligencia artificial o la realidad aumentada, por ejemplo, que potenciarán la efectividad de los programas educativos.
Los especialistas concluyen que la educación está evolucionando para que los estudiantes estén más conectados en sus vidas, colaboren más en clase y estén mejor preparados para su futuro. Para lograr el éxito educativo, la tecnología y la pedagogía deben trabajar juntas. Las distintas instituciones educativas deberán empoderar a los docentes, además de equiparlos con las herramientas necesarias para mejorar sus lecciones, crear ecosistemas de aprendizaje más fluidos y transformar las aulas en espacios de aprendizaje innovadores.
.