lunes, 11 de diciembre de 2017

EXPERIENCIA DE ESCRIBIR Y PUBLICAR UN ARTÍCULO ORIGINAL


Manuel Galán Amador

Diversas son las razones que nos impulsan a escribir. En el ámbito educativo se trata en muchas ocasiones, de compromisos que hemos adquirido con personas e instituciones. Es el caso, por retomar  un ejemplo, de los variados informes y trabajos de proyectos de investigación  que me  vinculaban al ejercicio  de la actividad docente y sin duda cuando se decide escribir un artículo, la gran dificultad de resumir en pocas palabras y páginas  para transmitir con claridad conocimientos y experiencias adquiridas a lo largo de muchos años y acumulación de experiencias y conocimiento. Sobran comentarios sobre la importancia y la complejidad de abordar estas tareas. Sin embargo, en esta  pequeña grande experiencia de escritor que pretendo ser, lo a bordo de un caso muy especial de la escritura: el que se deriva de la voluntad de debatir y compartir con la comunidad educativa de la institución los resultados de la desarrollada como profesional en los vericuetos de la escritura.
Los condicionantes previos que se deducen de este contexto resultan claves para comprender las singularidades de este tipo de escritos que implícitamente, estoy asumiendo  con la  rigurosa aplicación del método científico, la disposición al análisis crítico de la propia actividad y el trabajo en equipo para realizar exitosamente un artículo científico. Las dificultades para, honesta y eficientemente, desarrollar los escritos no son, por tanto, menores. El esfuerzo y la pericia que se requieren para transmitir las conclusiones de un artículo científico. Casi todo el mundo expresa  que ya sabe cómo se escribe y que puede imaginar con toda claridad cuáles son las etapas del proceso creativo, y ésta es la principal dificultad a la hora de aprender a escribir.
Precisamente este bosquejo da algunas orientaciones  sobre la forma de enfrentarse a la construcción de un artículo científico, desde el principio, desde el momento en que hemos completado el trabajo escrito, traslada al potencial escritor  algunas herramientas, algunos trucos basados en la experiencia y no pocas en el error o en el fracaso para superar las mayores dificultades y las dudas más habituales sobre este particular proceso creativo y el mejor modo de darle forma  es escribir, utilizando las palabras propias que tengamos para explicar los hechos que consideramos relevante dentro del escrito .
La actividad del escritor  debe terminar en la conclusión con la comunicación y difusión de los resultados obtenidos y transmitirlos a los lectores para  compartir y debatir con la comunidad científica los resultados de la investigación desarrollada por un profesional o, más habitualmente, por un equipo de profesionales. Esta actividad escritora debe concluir con la comunicación y difusión de lo obtenido al resto de la comunidad científica. Su  publicación constituye, en este sentido, el producto final de la investigación y la revista científica el instrumento empleado para la transferencia de información entre los lectores. El escrito constituye, en este sentido, el producto final del artículo y publicación en una   revista científica. Las razones que motivan al autor escribir  pueden ser de índole profesional en la difusión del conocimiento, labor docente o requisito de una investigación) como personal (reconocimiento y estímulo individual). El objetivo  de escribir un  artículo original es comunicar los hallazgos derivados del proceso de  reflexión llámese de escritor o investigador. La eficacia comunicativa del texto escrito requiere utilizar un lenguaje preciso, sin ambigüedades, que exprese lo que se quiere comunicar. Esta característica implica una elección adecuada de las palabras y de los términos para  emplear. El texto se debe leer y entender fácilmente. Un lenguaje complejo que utilice puede dificultar la compresión del artículo. Al empezar a escribir el texto debemos saber para qué se escribe, qué información queremos transmitir y a quién va dirigido. Es recomendable utilizar el menor  número de palabras posibles enfocándose en la información relevante que se quiere comunicar.

Al escribir, redactar el artículo científico es importante tener en cuenta lo siguiente:

1.- Ser Preciso: Sin ambigüedades, que exprese concretamente lo que se quiere comunicar. Esto implica una elección adecuada de las palabras y de los términos que quiere emplear.

2. Ser Claro: El texto se debe leer y entender fácilmente. Un lenguaje excesivamente difícil de entender  puede dificultar la compresión del artículo. Antes de empezar a escribir el texto se debe saber para qué se escribe, qué información se  quiere transmitir y a quién va dirigido.

3. Ser Conciso: Es recomendable utilizar el menor número de palabras posibles y centrarse en la información relevante que se quiere comunicar.

4. Escribir bien requiere tiempo, estudio y dedicación: No se trata de una habilidad innata y, por tanto, puede desarrollarse con la práctica. Para escribir un artículo científico es necesario tener los conocimientos adecuados y haber leído mucho.

La regla fundamental para una correcta redacción de un artículo científico es seguir una secuencia lógica en la exposición de los conceptos, que permita diferenciar claramente los hechos y  resultados, de los juicios de valor e inferencias que se hagan.



BIBLIOGRAFIA

Arribalzaga EB. Consejos para redactar un artículo científico. Rev Chil Cir 2005;57(2):175-7

Day RA. Cómo escribir y publicar trabajos científicos. Tercera edición. Washington: OPS, 2005. 253p.

Fuentes X, Antoja F, Castiñeiras MJ. Manual de estilo para la redacción de textos científicos y profesionales. http://www.ifcc.org/ria/docs/estilo2.pdf

González A. Defectos gramaticales y de estructuración literaria más frecuentes. Uso de términos incorrectos. Rehabilitación (Madr) 2001; 35(3): 131-134.

Kuldell NH. La Escritura Científica: Revisiones de colegas y revistas científicas, Visionlearning Vol. SCI (2s), 2004.

Raya Hernández MG, Zulueta Blanco ME. Orientaciones sobre redacción bibliográfica. En: Zulueta Blanco ME, Raya Hernández MG, editores. Textos científicos-técnicos. ¿Cómo crearlos? La Habana: Editorial Científico-Técnica; 2011. p. 24-34.

Reyes C. Recomendaciones para escribir un artículo científico. MEDUNAB 2001; 4(12):
161-165

Ibáñez A. ¿Se aprende a escribir?. Revista de libros 2005; 100: 66-70.

Llanos G, Reyes CA. La alegría de publicar 4. Los 100 pecados de la presentación de artículos científicos. Colom Méd. 2002;33(3):138-40.

Villagrán A, Harris PR. Algunas claves para escribir correctamente un artículo científico. Rev Chil Pediatr. 2009;80(1):70-8.

Aranda Torrelio E. Uso y abuso de las referencias bibliográficas. En: Aranda Torrelio E, Mitru Tejerina N, Costa Ardúz R, editores. ABC de la Redacción y Publicación Médico-Científica. 2da ed. La Paz: Élite Impresiones; 2009. p. 225-7


Norman G. Como escribir un artículo científico en ingles. Madrid: Hélice, 1999

No hay comentarios: